martes, 7 de agosto de 2012

Asertividad: los derechos asertivos.



El concepto de asertividad, utilizado en psicología, hace referencia a un estilo de comunicación. Tal vez no sea el más frecuente en nuestro entorno, pero sí el que se considera más "sano". Una persona asertiva respeta su propia autoestima y la de los demás, al mismo tiempo. Se comunica sin agresividad (sin subir el tono de voz, sin ser hiriente) y, a la vez, atreviéndose a decir lo que piensa, desde la autoconfianza. "Pienso esto, aunque no sea lo mismo que piensas tú, y tengo derecho a ello".

La asertividad se practica, como todo. Y con la práctica se va volviendo natural. Así todo, los seres humanos somos así de complejos y una persona puede ser muy asertiva en determinadas situaciones y poco en otras. Al fin y al cabo todos tenemos miedos aprendidos, a lo largo de nuestra vida. Pero puede resultarnos útil como concepto si queremos expandirlo a otras áreas de nuestras vidas en las que nos sentimos más inseguros.

Para quien le interese el tema o quiera practicar, he aquí un texto que me gusta mucho (no es mío). Los derechos asertivos:

  1. Derecho a ser tratado con respeto y dignidad.
  2. Derecho a tener y expresar los propios sentimientos y opiniones.
  3. Derecho a ser escuchado y tomado en serio.
  4. Derecho a juzgar mis necesidades, establecer mis prioridades y tomar mis propias decisiones.
  5. Derecho a decir “no” sin sentir culpa.
  6. Derecho a pedir lo que quiero, dándome cuenta de que también mi interlocutor tiene derecho a decir “no”.
  7. Derecho de opinión, idea o línea de acción.
  8. Derecho a cometer errores.
  9. Derecho a pedir información y ser informado.
  10. Derecho a obtener aquello por lo que pagué.
  11. Derecho a ser independiente.
  12. Derecho a decidir qué hacer con mis problemas, cuerpo, tiempo, etc., mientras no se violen los derechos de otras personas.
  13. Derecho a tener éxito.
  14. Derecho a gozar y disfrutar.
  15. Derecho a mi descanso y aislamiento.
  16. Derecho a superarme, aun superando a los demás.
  17. Derecho a no ejercer estos derechos.

Así pues, la asertividad se convierte en un paso necesario hacia una buena autoestima. Y el autoestima es la manera en la que nos vemos a nosotros mismos y, por ello, fundamental para nuestra propia felicidad :)

¡Espero que les resulte útil!

[Editado]  He encontrado este libro en formato pdf (lo pueden leer nada más clicar en el título) sobre asertividad, para quienes tengan interés especial en este tema y quieran trabajarla (o pasárselo a alguien a quien le vendría bien). Está enfocado al autoestima y el respeto hacia uno mismo (a diferencia de otros enfocados a la competitividad laboral). Para sentirnos mejor. Escrito por la psicóloga clínica Olga Castanyer: "Asertividad: Expresión de una sana autoestima."

6 comentarios:

BlackZack dijo...

Fantástico. Sobre todo me gusta el derecho a decir "no" sin sentir culpa (probablemente porque la culpa es uno de mis vicios más grandes y gordos XD). Como dice mi tutor de prácticas: la culpa sirve, como mucho, durante un minuto. Lo que hay que hacer no es sentirse culpable de los propios actos, sino ser responsable de las consecuencias :P

Verónica dijo...

Me ha resultado muy util, deberiamos aplicarnos todos dichos principios... y nos irian mucho mejor las cosas... y evitariamos equivocos...

besotes

pd.te dejo un cafe por mi rincon

Nosu dijo...

gracias por esta entrada, la asertividad se algo con lo que nos machacan en el trabajo pero llevarla a cabo es otro tema...

Mar dijo...

@Blackzack: y que si la otra persona no tolera un "no" igual tampoco nos respeta demasiado :)

@Verónica: pues sí, todo más sencillo, menos drama. Besitos!

@Nosu: estoy muy de acuerdo contigo, la cosa es aplicarla. Pero bueno, se trata de hacerlo por deseo propio, por querer estar mejor y sentirte mejor, encontrar una motivación propia. Y a partir de ahí, poquito a poco :) La autosuperación por si sola ya empieza a hacernos sentir mejor. ¡Besos!

ISA dijo...


La asertividad es una de las cosas que más aprecio en las personas y también lo más difícil de encontrar.
Te diré que mi peor "insulto" hacia una persona es "no tiene asertividad alguna", jaja

Mar dijo...

Bueno, no se trata tanto de como sean o no los demás como de trabajarla en uno mismo :)